Saltar al contenido

Manteles modernos para comedor que te encantarán

manteles modernos para comedor

Diferentes estilos para manteles de mesa

  1. Manteles de cuadros. Estos manteles son un clásico que está más de actualidad que nunca. Durante años los hemos visto en la gran pantalla en películas de ambiente italiano pero ahora también los vas a poder tener en casa ¡Los tapetes de toda la vida siempre son un acierto!
  2. Mantel para mesa de crocheManteles de croché de colorines. Lo antiguo está de moda y el croché es lo último en tendencias. Gracias a los manteles de croché tu casa va a ser de lo más vintage. ¡Serás la envidia de todo el mundo!
  3. Manteles a rayas. Los estampados a rayas blancas y negras llegaron hace un par de años y parece que nada los vaya a destronar. Durante años hemos llevado este estampado en pantalones, camisetas o pañuelos y ahora han llegado a nuestro hogar. ¡Apuesta por este estampado!
  4. Manteles con estampado de zebra. Los motivos animales, al igual que las rayas, entraron en nuestras vidas en forma de ropa y accesorios pero también puedes decorar tu casa con ellos. ¡Aporta a tu hogar un toque salvaje muy atrevido!

5. Manteles de colorines. Esta tendencia nunca falla. Un salón colorido es sinónimo de alegría y vitalidad y. gracias a los manteles con los colores del arco iris, ¡tu comedor va a estar más vivo que nunca!

6. Manteles de vinilo. Este tipo de manteles son muy habituales, sobre todo en las casas donde hay niños. Es muy probable que a la hora de comer o cenar los más pequeños de la casa lo llenen todo de migas o derramen algún líquido; sin embargo, gracias a este tipo de tapetes, solo tendrás que pasar un trapo húmedo para que tu mantel vuelva a estar limpio e impecable.

Como ves, hay una cantidad infinita de opciones para decorar tu casa de la manera más moderna y actual posible. ¡Dale a tu hogar ese toque personal que necesita y hazlo único e irrepetible! Además, como los manteles no son nada caros, podrás cambiarlo tantas veces como quieras si te cansas de él. ¡Es imposible que caigas en la monotonía!