Saltar al contenido
Manteles para mesa modernos

¡Elige correctamente los manteles para las mesas de tu casa!

manteles para mesas

¿Crees que los manteles son solo para usarse en el comedor? ¡Cuán equivocado estás! Un mantel viene bien en cualquier tipo de mesa, no solo para las que vayas a utilizar para comer, ya que es un elemento que protege la tabla de la mesa. Eso sí, hay que elegir uno u otro dependiendo de la estancia de la casa.

¿Qué tal si te damos una serie de consejos para elegir el mantel perfecto para la mesa de cada estancia de tu casa? ¡Toma nota!

La cocina

Si tienes una mesa en la cocina, y sueles usarla para comer, ya sabes que le vendría bien un mantel, especialmente si se trata de una mesa con tabla de madera.

Pero, ¿qué tipo de mantel le viene bien? Al igual que pasa con la del comedor, nuestro consejo sería poner un mantel de tela combinado con un mantel inferior un poco más grueso de plástico, lo que te garantizará una protección doble de la mesa. Si es una mesa de cristal, especialmente te interesará que quede bien protegida, ¿no?

En el dormitorio

¿Eres de los que han decidido tener una mesa en el dormitorio en una esquina? No importa el motivo que te haya llevado a tener una, lo que importa es que está ahí y te debe preocupar mucho que se eche a perder, ¿verdad?

manteles para mesas pequeñas

Así pues, ¿cuál es el mejor tipo de mantel para este tipo de mesas? Para que quede bien con la decoración, la lógica nos dice que son mejores los manteles de ganchillo, especialmente en la decoración vintage. Ahora bien, si es una mesa en la que sueles apilar ropa para doblarla, un mantel de ganchillo podría ser una molestia, y caerse a menudo al suelo.

En estos casos, mejor un mantel de tela. Si es de este material, intenta que sea a juego con el estampado de la colcha o el nórdico, para que no desentone con el resto de la decoración. Ahora, si la mesa es puramente decorativa, o la vas a usar para tareas como coser o para la lectura, uno de ganchillo queda mejor.

En el balcón

No es tan raro tener una mesa en el balcón para tomar algún refresco durante el verano. Generalmente, en esta zona de la casa la mesa suele ser de plástico, aunque hay quien opta por mesas de cristal templado o piedra.

¿Cuál es el problema de no usar un mantel? Qué la mesa queda expuesta a un montón de elementos y condiciones ambientales que la acaban estropeando. Sumado a los animales que se puedan posar en ella. Así que, dado que se va a ensuciar, mejor que lo haga el mantel antes que la mesa, ¿no?

Para una mesa de balcón lo mejor son los manteles de plástico, dado que son más baratos, más resistentes y luego no duele tanto el tener que tirarlos para poner uno nuevo. Ahora, si tienes el balcón cerrado, y es una zona en la que suelas comer, podrías poner uno de tela con un precioso estampado.

Esto último que te hemos comentado también vale para una mesa que se encuentre en el jardín, salvo que la hayas comprado de plástico duro o sea una mesa de palets.

manteles para mesas grandes