Saltar al contenido

10 manteles elegantes para vestir tu mesa

manteles elegantes para comedor 3

Los 10 manteles más elegantes

  1. Manteles en tonos burdeos. Los tonos vino siempre son un acierto porque aportan sobriedad y elegancia a nuestra mesa. Además, en caso de mancharse, no se verá mucho pues al ser oscuros no se nota tanto. ¡No hará falta que lo cambies inmediatamente!
  2. Manteles rojos. El color rojo es el color más navideño que existe, por eso es muy habitual utilizar estos manteles durante esta época del año. 
  3. Manteles con detalles dorados. El dorado es el color de la riqueza y todo lo ostentoso, por eso cuando nos arreglamos tendemos a elegir este tipo de tonos. Si quieres que tu comedor parezca que pertenece a la realeza, necesitas apostar por estos colores.
  4. Manteles con detalles plateados. Hay mucha gente que, en lugar de preferir el oro, opta por la plata. Para gustos los colores.

manteles elegantes para comedor 25. Manteles en tonos pastel. Esta alternativa es igual de elegante que las anteriores pero, en contraposición, aporta más armonía y tranquilidad puesto que  estos colores son menos llamativos.

6. Manteles con pompones. Como dice el refrán, “menos es más” y un mantel blanco con pompones en las esquinas es la definición por excelencia de sencillez. Será todo un acierto.

7. Manteles con cenefas cosidas a mano. Las cenefas son una opción igual de fina que los pompones pero, en lugar de estar situados en las esquinas, las cenefas están alrededor de todo el mantel.

8. Manteles en tonos agua marina. El azul es el color del mar, la calma y la relajación y apostar por él para decorar tu salón es una opción excelente. ¡Crearás un entorno de lo más relajante!

9. Manteles blancos con detalles dorados. Ya hemos hablado de los manteles dorados pero estos no son de este color sino que son blancos con detalles dorados, ya sean cosidos o pintados. Quedan igual de bonitos y, si el lugar está muy recargado, aportan más calma.

10. Mantel dorado sobre mantel blanco. Por último, existe otra forma de combinar estos dos colores y es colocando un mantel de un color sobre uno del otro. La manera en que el blanco asoma por debajo queda perfecta.

¡Tener tu comedor perfecto para una ocasión especial ya no te supondrá un dolor de cabeza!